En este momento estás viendo Los grandes aprendizajes que nos deja Warren Buffet con su estrategia

Los grandes aprendizajes que nos deja Warren Buffet con su estrategia

  • Categoría de la entrada:Inversiones
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:17 minutos de lectura

¿Quién es Warren Buffet?

Warren Buffet es uno de los inversores más famosos e inteligentes de la historia y conocido por seguir una filosofía de inversión sólida y contrastada.

De hecho, es mundialmente conocida la comparativa de que Warren Buffet gana más dinero con Coca-Cola sin trabajar en la empresa, que el mismísimo director de Coca-Cola. Ese es el poder de las inversiones inteligentes como las que hace Warren Buffet, invierte en compañías como Coca-Cola y se lleva beneficios del trabajo realizado por los altos cargos de la compañía. 

Y obviamente, este genio de las inversiones, nos ha dejado muchísimos aprendizajes a los amantes del sector financiero y hoy vengo a destacarte 7 grandes enseñanzas que no te dejarán indiferente.

Si eres nuevo/a y estás empezando en el mundo de las finanzas y quieres llegar a  invertir de manera profesional y con conocimiento, no te pierdas este artículo.

Buffet nació en 1930 en Omaha, Nebraska. Y comenzó a invertir a los 11 años, una edad muy temprana y que llama mucho la atención (Yo con 11 años no me acuerdo ni dónde estaba…).

Es el CEO de Berkshire Hathaway, una de las empresas más grandes del mundo. Y es conocido como el “Oráculo de Omaha”, que su significado viene por su increíble capacidad para identificar inversiones muy rentables.

Las 7 grandes reglas de inversión de Warren Buffet 

Primera regla: Invierte a largo plazo

“Algunas cosas llevan su tiempo”.

No puedo estar más de acuerdo. La paciencia es la regla de oro de Warren Buffet. Sus inversiones han sido pensadas en un horizonte de varias décadas y huye de las ganancias rápidas. La prueba está en que no le ha ido nada mal.

Buffet siempre ha destacado que el tiempo es el mejor aliado que puede tener un inversor. A largo plazo, los mercados tienden a subir, por lo tanto, invertir teniendo una visión largoplacista es la forma de aprovechar al máximo el crecimiento de tu inversión.

Parece muy sencillo y de hecho lo es, pero el secreto está en tener una buena gestión emocional que comentaré en un punto más adelante.

Por ponerte un ejemplo visual: 

Imagínate que inviertes en una empresa sólida y que su crecimiento tiene una media de tasa anual del 10%. Piensa que en 10 años, tu inversión habrá duplicado su valor. En 20 años se habrá multiplicado por cuatro y en 30 años por ocho.

Aquí entramos en la magia del interés compuesto realizando el efecto bola de nieve, donde comentaré en más profundidad en otro artículo.

Mi consejo es que establezcas unos horizontes de inversión diversificando el corto, medio y largo plazo, dependiendo de tus objetivos, pero sin duda la mentalidad de Warren Buffet y la propuesta de largo plazo es la clave para que tu dinero crezca.

Recuerda, Roma no se construyó en 2 días.

Segunda regla: Comprende lo que compras

Buffett reconoce que todo inversor debe aprender a gestionar su dinero y tiene que tener algún conocimiento acerca del activo que elige para invertir. Este concepto es indispensable y voy a definirlo en una sola palabra, investigación.

Invertir en algo que no entiendes es como jugar a la BONO LOTO. Por lo tanto, antes de invertir en una empresa, es fundamental que la investigues y la conozcas a fondo.

Puedes empezar por hacer un análisis fundamental, analizando los estados financieros de la empresa que te interese (ingresos, gastos, beneficios, etc). Que modelo de negocio tiene, es decir, su manera de generar ingresos, el equipo directivo (analizando su experiencia y trayectoria), la competencia…

Investiga también que productos o servicios ofrece la empresa, cuál es la propuesta de valor y a qué público se dirige, cuál es su avatar. Qué tendencias tiene la empresa, analiza el sector donde opera y sus riesgos u oportunidades.

Te pongo un ejemplo: 

Si te interesa y estás pensando en invertir en una empresa de tecnología, investiga sobre sus productos, la competencia que tiene, sus tendencias, todo lo que acabo de comentar.

Sé que puede parecer un poco agobiante, puedes optar por delegar esta función, pero para invertir en algo, debes realizar un trabajo de investigación previo.

Puede que tengas suerte una vez o dos en la inversión, pero si inviertes al azar sin un estudio previo, es muy probable que no salga como tu esperas.

Así que mi consejo es que dediques tiempo a investigar las empresas en las que quieres invertir antes de tomar una decisión.

Tercera regla: Se una persona paciente y disciplinada

Esto refuerza al primer consejo, pero creo que es importante destacar. Invertir requiere de paciencia y disciplina. No puedes dejarte llevar por las emociones o las modas pasajeras. Debes cumplir con un plan de inversión incluso cuando el mercado esté bajando.

Aquí entra la figura del asesor o asesora financiera.

Antes de invertir, debes definir tus objetivos de inversión (cuánto quieres ganar y en cuánto tiempo), cuál es tu tolerancia al riesgo (cuánto riesgo estás dispuesto a asumir) y la cantidad de dinero que puedes invertir.

La estrategia irá en función de tu decisión en el tipo de activo que te interese (acciones, bonos, fondos de inversión, etc) y en qué empresas o sectores.

Una vez dibujada tu estrategia, esto no acaba aquí. Hay que revisar de manera periódica dicho plan, para que puedas asegurarte de que sigue siendo adecuado para tus objetivos en el momento presente en el que te encuentres.

Te pongo un ejemplo: Si fijamos un plan de inversión de que debes invertir un 10% de tus ingresos cada mes, debes hacerlo esté como esté el mercado.

Mi consejo es que la disciplina y la paciencia es clave en este caso para que puedas cumplir todos tus objetivos marcados.

Si necesitas que te ayude en la estrategia puedes contactar conmigo…

Cuarta regla: Diversifica

Otro consejo que quiero resaltar. Seguramente has escuchado o leído la frase de:

“No pongas todos los huevos en la misma cesta”.

Pues bien, Buffet resalta que no inviertas todo tu dinero en una sola empresa o sector. Debes diversificar tu cartera de inversiones para reducir el riesgo. Los mercados pueden cambiar y con una buena estrategia puedes evitar una gran pérdida.

En el mundo de las inversiones, siempre habrá momentos de caída, son los ciclos naturales del dinero. (No tenemos el control total ni podemos saber al 100% que va a ocurrir). Pero si sabemos cómo funcionan las reglas del juego, se puede reducir notablemente el riesgo.

Invierte en diferentes tipos de activos (acciones, bonos, fondos de inversión, etc.) y en empresas de diferentes sectores.

De esta manera podemos crear una cartera descorrelacionada. Eso significa que incorporamos a nuestra cartera de inversión productos que tienen comportamientos diferentes entre sí, evolucionan de diferente manera según los acontecimientos del mercado y de esta manera si el mercado cae, lo que a priori pierdes por un activo, lo puedes compensar por otro.

Volvemos a lo de siempre, todo dependerá de tu objetivo.

Siguiendo con el consejo de Buffet, no inviertas más del 25% de tu cartera en una sola empresa.

Por ejemplo, si tienes 10.000€ para invertir, no inviertas más de 2.500€ en una sola empresa.

Diversifica tu cartera y eso te ayudará a reducir el riesgo de perder dinero si una de tus inversiones no funciona bien.

Quinta regla: Compra algo caro a bajo precio

Este es el motivo por el que es conocido como el Oráculo de Omaha.

Buffet reconocía que se pierde dinero al pagar un precio que no coincide con el valor que se obtiene de algo.

Una de sus frases: “El precio es lo que pagas y el valor lo que obtienes”.

Una inversión en valor se basa en comprar acciones de empresas que cotizan por debajo de su valor real. Esto significa que compras activos que a largo plazo deberían aumentar su valor.

¿Cómo se calcula este concepto?

Calculando el valor intrínseco de una empresa. Existen diferentes métodos para calcularlo, como el análisis del flujo de caja descontado o el método precio / beneficio.

Con lo que quiero que te quedes es, que lo importante es comprar las acciones con un margen de seguridad, es decir por un precio inferior a su valor intrínseco. Esto te protege en caso de que el precio de la acción baje a corto plazo.

Por ejemplo, imagínate que una empresa cotiza a 10€ por acción, pero después de hacer tus cálculos intrínsecos de la empresa te sale que tiene un valor de 20€ por acción. En este caso en concreto, estarías comprando la acción con un margen de seguridad del 50%.

Por lo tanto, el gran consejo es que busques empresas infravaloradas que tengan mucho potencial de crecimiento a largo plazo.

Sexta regla: Invierte en ti mismo

Este consejo es la clave en todo lo que te propongas. Tu eres tu mayor activo.

Una frase de Buffet que me gusta mucho es: “Cualquier cosa que inviertes en ti, lo recuperas multiplicado por diez”.

Estoy totalmente de acuerdo. La mejor inversión que puedes hacer es en ti mismo/a. Debes desarrollarte como persona, en conocimientos, habilidades y experiencias para que puedas aumentar tu potencial a la hora de tener abundancia en tu vida.

Ten educación financiera, a través de cursos, libros, podcast, videos en Youtube, blogs… se un eterno/a aprendiz.

Te invito a que busques oportunidades para adquirir experiencia en el mundo de las finanzas e inversiones. Rodéate de personas que busquen lo mismo que tú.

Por ejemplo: Si quieres aprender a invertir, apúntate a un curso para aprender a invertir, rodéate de una comunidad que tenga los mismos objetivos y persigue tus sueños.

Invertir en ti mismo/a te dará las herramientas y el conocimiento que necesitas para alcanzar tus objetivos financieros.

Séptima regla: Aprende de tus errores

He querido dejar esto para el último porque creo que es importante que entiendas que eres un ser humano. Incluso los robots se equivocan.

Todos los inversores e inversoras cometen errores. Lo importante es aprender de ellos e intentar no volver a cometerlos.

Pero sobre todo, gestiona muy bien tus emociones y no sientas culpa por no conseguir a la primera lo que te propongas. Ya te adelanto que te equivocarás y no pasa nada.

Estás aquí por algo, estás aquí para aprender. La única manera de no volver a cometerlos es aprender de ellos.

Así que cuando cometas un error, analiza qué es lo que salió mal y por qué. Identifica qué factores te han llevado a tomar una mala decisión.

A partir de dicho análisis, puedes extraer lo aprendido para que te ayude a tomar mejores decisiones de aquí en adelante.

Por ejemplo: Si inviertes en una empresa y de repente baja de precio, analiza porque te has equivocado. 

¿Has investigado lo suficiente como hemos comentado antes? ¿Te has dejado llevar por las emociones y no has seguido el plan? ¿O simplemente han cambiado las condiciones del mercado y eso no lo puedes controlar?

No te desanimes si cometes un error. Lo importante es que aprendas de él.

Y hasta aquí los 7 consejos que nos deja Warren Buffet, el legendario inversor.

Podría decirte muchos más, pero esto se convertiría como las “páginas amarillas”.

Recordatorio 

Recuerdo las 7 reglas para que te ayuden a tomar decisiones más inteligentes a la hora de invertir. 

  1. Invierte a largo plazo
  2. Comprende lo que compras
  3. Se una persona paciente y disciplinada
  4. Diversifica
  5. Compra algo caro a bajo precio
  6. Invierte en ti mismo
  7. Aprende de tus errores 

Frases de Warren Buffet

Por si te interesa, 5 de sus mejores frases, por si te inspiran:

  • “El precio es lo que pagas, el valor es lo que recibes”.
  • “Nunca inviertas en un negocio que no entiendas”.
  • “El riesgo viene de no saber lo que estás haciendo”.
  • “Si no estás dispuesto/a a poseer una acción durante diez años, ni siquiera pienses en poseerla diez minutos”.
  • “Sé temeroso cuando otros son codiciosos y sé codicioso cuando otros sean temerosos”.

¡Hasta el siguiente artículo!

Deja una respuesta